Con 4.700 millones de dólares en bonos verdes Apple apoya nuevas tecnologías ecológicas

La empresa planea utilizar el primer aluminio bajo en carbono de pureza comercial de ELYSIS en el iPhone SE.

Apple ha anunciado su inversión de 4.700 millones de dólares en bonos verdes ha contribuido a impulsar el desarrollo de nuevas tecnologías de reciclaje y fabricación bajas en carbono. Apple ha emitido tres bonos verdes desde 2016 para proyectos que demuestran cómo estas inversiones pueden reducir las emisiones y proporcionar energías limpias a comunidades de todo el mundo.

Como parte de esta iniciativa, Apple está comprando aluminio libre de carbono tras un gran avance en las tecnologías de fundición que permite reducir las emisiones. Este aluminio es el primero que se fabrica a escala industrial fuera de un laboratorio sin generar emisiones de carbono directas durante el proceso de fundición. La empresa planea utilizar este material en el iPhone SE.

«En Apple tenemos el compromiso de dejar el mundo mejor que como lo encontramos, y los bonos verdes son una herramienta fundamental dentro de nuestras iniciativas medioambientales», ha dicho Lisa Jackson, vicepresidenta de Medio Ambiente, Políticas e Iniciativas Sociales de Apple. «Nuestras inversiones están impulsando tecnologías revolucionarias que nos permiten reducir la huella de carbono de los materiales que utilizamos, sobre todo ahora que estamos en plena transición al uso exclusivo de materiales reciclables y renovables en todos nuestros productos para conservar los recursos finitos del planeta».

Apple ha invertido un total de 4.700 millones de dólares para acercarse aún más a su objetivo de alcanzar la neutralidad en carbono en toda su cadena de suministro para 2030. Sus primeros bonos verdes, emitidos en 2016 y 2017, ya están completamente adjudicados. Y el de 2019 está financiando 50 proyectos, entre los que se incluye la producción de aluminio bajo en carbono. Estos 50 proyectos eliminarán o reducirán la emisión de 2.883.000 toneladas de CO2e, permitirán instalar casi 700 megavatios de energías renovables en todo el mundo y contribuirán a la investigación y el desarrollo de tecnologías de reciclaje.

Una persona inspecciona la maquinaria en el centro de investigación y desarrollo industriales de ELYSIS en Quebec.
El aluminio es uno de los metales más utilizados en el mundo, y el innovador proceso de fundición libre de carbono de ELYSIS tiene el potencial de reducir el impacto climático de su producción.

Innovación en la fundición de aluminio ecológico
ELYSIS, la empresa que ha desarrollado el primer proceso de fundición de aluminio sin carbono del mundo, ha anunciado que ya ha producido el primer aluminio primario de pureza comercial a escala industrial para su uso en productos Apple. Esta tecnología de vanguardia produce oxígeno en lugar de gases de efecto invernadero, un avance sin precedentes en la producción de aluminio, que es uno de los metales más utilizados en el mundo. Apple adquirirá el primer lote de aluminio bajo en carbono de pureza comercial a ELYSIS para utilizarlo en el iPhone SE. La producción de este aluminio se ha llevado a cabo mediante el uso de energía hidráulica en el centro de investigación y desarrollo industriales de ELYSIS en Quebec.

Apple ha contribuido a impulsar este gran avance en la producción de aluminio mediante una sociedad de inversión con Alcoa, Rio Tinto y los gobiernos de Canadá y Quebec que comenzó su andadura en 2018. El año siguiente, Apple adquirió el primer lote comercial de aluminio surgido de esta filial conjunta y lo utilizó en la producción del MacBook Pro de 16 pulgadas.


El aluminio es uno de los metales más utilizados en el mundo, y el innovador proceso de fundición libre de carbono de ELYSIS tiene el potencial de reducir el impacto climático de su producción.

«Esta es la primera vez que se produce aluminio con esta pureza comercial, sin emisiones de gases de efecto invernadero y a escala industrial. Nuestra venta a Apple confirma el interés que existe en mercado por el aluminio producido mediante la innovadora tecnología de fundición libre de carbono de ELYSIS. El anuncio de es la prueba de que ELYSIS, un filial conjunta entre Alcoa y Rio Tinto, ha sido capaz de hacer realidad esta idea», ha dicho Vincent Christ, consejero delegado de ELYSIS. «Nos alegramos de estar trabajando con Apple en un avance que tiene el potencial de cambiar para siempre la producción de aluminio».

Esta revolución parte de los grandes avances de Apple a la hora de reducir la huella de carbono de los metales que utiliza en sus productos, entre ellos el aluminio. Tras dar el paso al aluminio reciclado y al aluminio fundido mediante energía hidráulica en vez de combustibles fósiles, la empresa ha logrado reducir las emisiones de carbono asociadas con el aluminio en casi un 70 % desde 2015. Todos los modelos de la gama iPad, incluido el nuevo iPad Air, así como los últimos MacBook Pro, MacBook Air, Mac mini y Apple Watch, se fabrican con carcasas de aluminio 100 % reciclado.

Un compromiso con las energías renovables
Apple seguirá utilizando su inversión en bonos verdes, que está entre las mayores del sector privado, para desarrollar nuevas fuentes de energías renovables. De los bonos verdes emitidos en 2019 por la compañía, más de 500 millones de dólares se han destinado a proyectos de energías renovables. Uno de ellos es el mayor parque de aerogeneradores terrestre del mundo, que proporciona energía al centro de datos de la empresa en Viborg (Dinamarca) y envía el excedente a la red del país.

El año que viene, Apple ampliará las operaciones del centro de datos de Viborg y construirá una nueva infraestructura que permitirá almacenar el exceso de energía térmica, lo que supondrá un beneficio a largo plazo para la ciudad. Al igual que ocurre con sus centros de datos, todas las oficinas y las tiendas de Apple en 44 países funcionan con un 100 % de energías renovables desde 2018, en parte gracias a los bonos verdes.

En 2021, el bono verde de 2019 contribuyó al programa Clean Energy para proveedores de Apple. Esto permitió proporcionar formación y recursos a los proveedores durante su transición a las energías renovables, además de fomentar políticas destinadas a la creación de mercados rentables de este tipo de energías en Japón, Vietnam y Corea del Sur. Más de 175 fabricantes de 24 países se han comprometido a utilizar energías 100 % renovables en sus tareas de producción para Apple, un avance fundamental para garantizar que todos los productos Apple tengan un impacto climático cero.

Hay más información sobre los bonos verdes de Apple en investor.apple.com/Apple_GreenBond_Report.pdf. El informe sobre el impacto anual de este año comprende la asignación de fondos del bono verde de Apple de 2019 a proyectos medioambientales que produjeron gastos entre el 29 de septiembre de 2019 y el 25 de septiembre de 2021; es decir, los años fiscales 2020 y 2021 de Apple. Sustainalytics proporcionó una segunda opinión sobre los proyectos seleccionados y Ernst & Young LLP elaboró un informe de certificación sobre los gastos.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores