Sobre el metaverso y otras tendencias que ya están cambiando nuestros entornos de trabajo

Quién nos iba a decir, hace unos años, que una pandemia cambiaría nuestro mundo tal como lo conocemos. Y entre todas las cosas, nuestra manera de relacionarnos, y también de trabajar

El acelerón que ha pegado nuestro mundo ha sido tan grande, que estamos viviendo ahora una disrupción que en condiciones normales hubiera tardado muchos años en producirse. Y lo más subrayable es la velocidad a la que nos estamos adaptando a ella.

Las empresas, y los entornos de trabajo están transitando en un cambio constante, a raíz de las nuevas tendencias que van sucediéndose en este nuevo paradigma.

- La flexibilidad laboral: El trabajador ha descubierto todo lo que le aporta el trabajo en remoto, ya no solo en materia de conciliación, sino también en cuanto a ahorro de tiempo en desplazamientos y comodidad. Además, en un momento en el que también se observa con mucho más detalle la huella contaminante de las empresas, el hecho de prescindir de desplazamientos innecesarios o acortarlos para facilitar el uso de la bicicleta, se convierte en otra gran razón de peso para muchas compañías.

- La oficina como nuevo hub de bienestar y creatividad de las empresas: Las empresas buscan en el espacio físico, la oportunidad para conectar equipos y retener el talento en la empresa. Ante el abanico de posibilidades reales, el mejor escenario es el que combina el teletrabajo y la experiencia inmersiva con el espacio real. La oficina tradicional que todos conocíamos se diluye hasta convertirse en el espacio donde “las cosas pasan”. Y por ello la necesidad es de espacios más amplios y abiertos, que se complementan con salas de formación y team building, y micro-salas o despachos individuales para las reuniones virtuales.

- La venta online y el ecommerce: Nuestros hábitos de consumo han cambiado a raíz de la pandemia, y esto ha supuesto un antes y un después para el ecommerce. Muchas pequeñas empresas, a años luz de la venta online, han tenido que ponerse las pilas para llegar al nuevo consumidor. Y todo ello ha potenciado de nuevo la labor de las redes sociales como canal de captación e impulsado algunas de ellas, como es el caso de Tik Tok.


- El Metaverso o lugar de trabajo inmersivo: La realidad virtual ha llegado definitivamente para quedarse, algo que ya muchos se imaginaban pero confirmó el gran “oráculo” Zuckerberg. La posibilidad de crear una experiencia inmersiva para los trabajadores en remoto, se perfila como un plus para mejorar la experiencia de trabajo, y no es casualidad que ya haya surgido el primer coworking creativo en el Metaverso. En este caso concreto, uno de los objetivos es el de ayudar a formarse y crear comunidad.

- Inteligencia artificial y nuevas tecnologías: La presencia de la IA en nuestro día a día se ha normalizado y la estamos integrando también en nuestras rutinas de trabajo. Los entornos de trabajo están comenzando a definirse como lugares “inteligentes” con el uso de dispositivos inalámbricos e integraciones de software.

Sin duda estamos siendo testigos de una nueva realidad que muta cada día, de un entorno vuca que nos precisa a empresas y trabajadores, como parte activa y flexible por y para el cambio.

(*) Marta León: CEO y Gestora de COES Coworking Esplugues


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores