AWS y Red Hat anunciaron Red Hat OpenShift Service on AWS (ROSA)

"Cada vez más, los clientes recurren a los contenedores para mejorar la velocidad y la portabilidad de las aplicaciones"

Amazon Web Services (AWS) y Red Hat anunciaron la disponibilidad general de Red Hat OpenShift Service en AWS (ROSA, por sus siglas).

Se trata de un nuevo servicio administrado que facilita a los clientes de Red Hat OpenShift la creación, escalada y administración de aplicaciones en contenedores en AWS.

Según explicaron las empresas, a través de ROSA, los clientes pueden crear clústeres de Kubernetes de manera fácil y rápida con las API y herramientas familiares de Red Hat OpenShift y acceder de manera integral a toda la profundidad y amplitud de los servicios de AWS, todo ello desde la consola de AWS.

ROSA también permite a los clientes acceder a Red Hat OpenShift con facturación y soporte directamente a través de AWS, brindando la simplicidad de una experiencia de un solo proveedor a los clientes que ejecutan Red Hat OpenShift en AWS.

"Cada vez más, los clientes recurren a los contenedores para mejorar la velocidad y la portabilidad de las aplicaciones, y cada vez confían más en tecnologías como Red Hat OpenShift y AWS que facilitan la implementación de aplicaciones en contenedores", dijo Bob Wise, GM Kubernetes, AWS. "ROSA les brinda a estos clientes la capacidad de ejecutar contenedores en AWS sin problemas utilizando las API y las herramientas familiares de Red Hat OpenShift, e integra toda la amplitud y profundidad de los servicios de AWS para crear, escalar y administrar sus cargas de trabajo".

"Red Hat OpenShift proporciona una plataforma Kubernetes común, abierta y de nivel empresarial para abarcar la infraestructura híbrida, desde el centro de datos físico del cliente hasta sus operaciones en AWS", dijo Sathish Balakrishnan, vicepresidente de plataformas alojadas de Red Hat. "ROSA proporciona un proceso simplificado para las organizaciones que desean extender el poder de Red Hat OpenShift en AWS sin tener que administrar flujos de tecnología separados, lo que permite a los equipos de TI concentrarse en brindar valor y no en administrar la infraestructura subyacente".


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores