Dynabook implementa en sus portátiles, la tecnología de protección ocular Eyesafe®

La tecnología Eyesafe® es una solución eficaz para proteger la salud ocular.

Los usuarios pasan una media de 13 horas al día delante de las pantallas y la luz azul puede dañar sus ojos.

El fabricante japonés de portátiles profesionales Dynabook, antes Toshiba, está firmemente comprometido con el desarrollo de dispositivos para un uso intensivo diario. Por eso, el impresionante portátil, tope de gama Portégé X40L se ha convertido en el primero en implementar la tecnología de pantalla de Dynabook para suprimir la emisión de la peligrosa luz azul de alta energía, manteniendo la fidelidad del color. La pantalla IPS con certificación Eyesafe® se ocupa automáticamente del filtrado de la luz azul, sin necesidad de instalar filtros especiales. Además, también está previsto instalar pantallas con certificación Eyesafe® en otros dispositivos, como los portátiles destinados para un público joven, cuyos ojos son más sensibles a la luz azul.

Demasiada luz azul es mala para los ojos

La luz azul forma parte de nuestra vida y tiene un efecto positivo evidente en los seres humanos. Por ejemplo, nos despierta por la mañana y mejora nuestro estado de ánimo y una de las principales áreas de la psique humana: las funciones cognitivas, que nos permiten percibir el mundo, responder adecuadamente a los estímulos y gestionar diversas tareas. En un entorno natural tenemos la cantidad suficiente para beneficiarnos de ella.

Sin embargo, las personas nunca han estado tan expuestas a la luz azul como ahora, porque las pantallas electrónicas también son una fuente importante de ella. Según un estudio realizado en 2020, las personas pasan de media casi 13 horas delante de las pantallas de sus monitores, teléfonos y televisores. En un día normal, eso significa que solo estamos de 3 a 4 horas sin exposición intensa a la luz azul durante el día. La pandemia y las cuarentenas han contribuido sin duda a esta situación. Todo esto también supone una amenaza potencialmente importante para nuestra vista, ya que el ojo humano no puede soportar la luz azul y su exceso daña los ojos.

Los niños y los jóvenes son los más vulnerables

En comparación con la radiación UV, que la córnea y el cristalino del ojo pueden filtrar con una eficacia de casi el 100%, a los ojos de los niños llega hasta un 65% de la luz azul que llega a la retina. En las personas mayores, esta proporción es menor. Una exposición excesiva a la luz azul provoca, por ejemplo, sequedad y, en consecuencia, picor y dolor en los ojos, pero también trastornos del sueño, dolores de cabeza o visión borrosa. Los niños son los más vulnerables, ya que sus ojos en desarrollo tienen menor capacidad para filtrar la luz azul y tienden a acercarse los aparatos a los ojos, lo que aumenta el peligro.

La mayor carga de trabajo está en la oficina y los empresarios pueden ayudar en esta situación

Dado que las personas que trabajan en oficinas están expuestas a la luz azul durante el horario laboral, los empresarios también tienen cierta responsabilidad al respecto. Los responsables de TI y RRHH deberían considerar si es un buen momento para equipar a los empleados con algunos dispositivos de protección ocular. Además de las consideraciones de salud, los efectos mencionados de la exposición a la luz azul pueden causar fatiga y reducir la eficiencia de los empleados.



Qué opina Dynabook: pantalla especial, filtro o solución de software

Hay varias formas de contrarrestar los efectos negativos de la luz azul. Algunas son más eficaces que otras.

* Pantalla especial con filtrado de luz azul. Desde el punto de vista del usuario, la forma más sencilla y eficaz de filtrar la luz azul es una pantalla capaz de reducir automáticamente la intensidad de la luz azul de alta energía sin afectar negativamente a la reproducción cromática de la imagen. Esta es la dirección en la que apunta el Dynabook Portégé X40L, que cuenta con una pantalla especial con certificación IPS Eyesafe®. Esto soluciona el filtrado de la luz azul automáticamente sin que el usuario tenga que pensar en ello, haciendo que la visualización sea más agradable y respetuosa con los ojos. "Como fabricante de portátiles profesionales cuyos usuarios utilizan pantallas durante todo el día, nuestro objetivo es implementar pantallas con certificación Eyesafe® en otros dispositivos en el futuro, incluyendo portátiles para usuarios más jóvenes, como los que diseñamos y optimizamos para el sector educativo", explica José Domingo Sánchez, Product Manager B2B Iberia en Dynabook Europe GmbH.

* Filtro. Sin embargo, la gran mayoría de las pantallas que se venden hoy en día no pueden suprimir la luz azul. En este caso se recurre a un filtro especial. Los monitores de sobremesa, los portátiles y los teléfonos pueden equiparse con filtros que se venden por separado y que reducen los reflejos al tiempo que limitan la cantidad de luz azul que las atraviesa. La mayoría de ellos se pueden encontrar para una determinada diagonal de pantalla o modelo, están diseñados para aplicarse una sola vez directamente a la pantalla, y en el caso de los teléfonos móviles, estos filtros también pueden actuar como dispositivo protector para reducir el riesgo de que la pantalla se rompa si se cae.

* Gafas. Unas gafas especiales, a menudo vendidas como "gafas de ordenador", también pueden cumplir una función similar al suprimir la cantidad de luz azul que pasa a través de ellas. A la hora de comprarlas, conviene comprobar los parámetros para saber si llevan filtro de luz azul.

* Soluciones de software. La luz azul también puede eliminarse mediante software, pero este método conlleva un cambio de color que no suele ser ni deseable ni agradable.

* Consejos para todos. Desde el punto de vista de la salud, es una buena idea ajustar el nivel de brillo de la pantalla solo al nivel necesario (no al máximo) y no mirar una pantalla que emite luz azul en la oscuridad. Es mejor encender al menos una lámpara cuando se trabaja con el ordenador o el teléfono por la noche.

Nunca hemos estado tan expuestos a la luz azul como ahora. Por eso, y para no tener que afrontar consecuencias irreversibles, lo mejor es centrarse en la prevención.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores